Si no te quieres resfriar, las manos has de lavar.

Recuerdo de pequeña dos cosas del invierno: estar durmiendo por la noche y que llegara mi madre a despertarme un segundo con una cucharada con jarabe o un vaso con agua y un sobre. Otra es llegar de la calle y decir: ” Las manos!!!”, y raudos y veloces ir al baño a lavarnos las manos para sentarnos a merendar.

Ahora que soy mamá hay varias cosas que me preocupan, pero creo que como a todas las mamás: que el niño duerma, que el niño coma y que no se resfrie. Pollito lo de dormir dice que es una pérdida de tiempo, el comer es una de sus actividades favoritas, y resfiarse…pues es inevitable.

Ayer asisti a una charla de Alianza Aire en la que la Doctora Carmen Luna, pediatra del hospital 12 de Octubre, nos explicó en que consisten las enfermedades respiratorias que mas nos preocupan, y como solucionarlas.

Todos los niños pasan por lo menos 5 catarros al año, esto es: tos, mocos, nariz taponada…estos duran en torno a 7 o 10 dias y normalmente se resuelven solos. Es decir, por mucho que nos empeñemos, por mucho que le digamos a la pediatra que nos de algo, el catarro le va a durar a nuestro niño 7 dias si le damos algo, o una semana si no le damos nada.

Lo que si es importante es mantener una correcta higiene, mantener las vias respiratorias bien limpias, si los peques son mayorcitos, sonarles la nariz, si les da fiebre darle algún antitérmico, dar agua y alimentos con frecuencia y sobre todo, muchos mimos y paciencia (a todos nos gusta que nos mimen cuando estamos malitos)

Pero todos tememos que un simple catarro derive en una bronquiolitis, esto es, que pase de ser un catarro de vias altas a uno de vias bajas (como decia mi madre, que se te baje al pecho).

Comienza también como un catarro de vias altas, pero en vez de ir remitiendo a partir del tercer dia, este empeora, hay dificultad para respirar, hay pitos, falta de apetito (al no poder respirar bien, se cansan mas al comer y no comen agusto).

Hay que acudir al medico sobre todo si es grupo de riesgo: lactantes menores de 3 meses, prematuros, o niños con enfermedades congenitas. Y al igual que un catarro, lo principal es tomar medidas para evitarlo, y si se ha cogido, pues aliviar los sintomas: lavados nasales, antitérmicos si hay fiebre, hidratar y dar alimentos en pequeñas cantidades para que no se agobien. Tambien es importante evitar el humo del tabaco y ambientes cargados. No todos los casos de bronquiolitis terminan hospitalizados, y si lo son, es principalmente para que esten vigilados.

Pero, ¿qué podemos hacer las mamas para no llegar a este punto? Pues prevenir. Alianza aire lleva a cabo una campaña de concienciación sobre la bronquiolitis y como podemos evitarla. Es tan fácil como lavarse las manos, con agua y jabón. Y nos recuerda que el 15 de Octubre es el dia mundial del lavado de manos, algo sencillo de hacer, rapido, barato y que ayuda a evitar contagios.

Boletín 1 Con Agua y Jabón nº1

Debemos acostumbrarnos a lavarnos las manos al llegar a casa, tras jugar en el parque, para cocinar, tras estar con nuestra mascota, después de hacer deporte…una buena higiene es fundamental, y mas si tenemos peques a nuestro alrededor.

Lavar manos antes de tocar a un bebé

Asi que ya sabes: si no te quieres resfriar, las manos has de lavar!!

Anuncios

Soy la leche

Todas las mañanas, después de desayunar, el mismo ritual: coger el extractor, lavarme las manos, coger el embudo y la válvula y un bibe de cristal en su bolsita con un tapón esterilizados.
Por suerte o por desgracia, no trabajo, por lo que Pollito pasa casi todo el día conmigo, por no decir todos los días. Nunca he necesitado dejarle leche en un bibe para que nadie se la de.
Bueno, empecemos por el principio. Desde un primer momento al quedarme embarazada, no me plantee si le iba a dar teta o bibe, la verdad que no lo pensé. Fue entonces cuando una compi de la piscina me dijo de ir a una reunión de un grupo de lactancia, y yo, por dar un paseo pues fui. A partir de ese momento empece a asistir con asiduidad, primero con la barriga, luego con El Niño en brazos.
Creo que he tenido la grandísima suerte de que mi lactancia, salvo por los baches que se presentan al principio, agobios, cansancio y demás, ha sido bastante exitosa. No he tenido grietas, algún principio de mastitis y poco más, pero gracias a estar bien informada, las he superado fácilmente. Lo que digan los demás, por un oído me entra y por otro me sale. Después de casi un año, aL principio me indignaba y me molestaba, luego con el tiempo he aprendido que lo mejor es no meterse, cada uno criamos a nuestros niños como mejor sabemos, y lo mismo que a mi no me gustan que me digan, yo no digo.

Al cumplir Pollito 6 meses, y después de ver por ahí distintas experiencias, me planté un día en el 12 de Octubre y entré en el banco de leche. “Quiero hacerme donante”
El proceso es bien sencillo: rellenas una ficha con tus datos, una pequeña encuesta de salud y te hacen un análisis de sangre (ahí la verdad que la colega me hizo polvo).
Una vez cumplimentado todo esto, te dan todo lo necesario: sacaleches, biberones, pegatinas para identificar cada extracción, una neverita para llevar los bibes y bolsas de esterilización de microondas. No tienen servicio de recogida, pero si vas en coche te pagan el parking. Yo aprovecho ese día que cojo el coche para ya e paso ir a hacer mandados que requieran transporte.
La verdad que nunca me han chorreado los pechos, ni he tenido leche de sobra, tengo la que tengo, pero como bien se sabe, estimulando pues se consigue mas producción. Los principios no fueron fáciles, llevaba bibes de 30ml o poco mas, ahora suelo llevarlos de 70ml.
Y así poco a poco, gota a gota, tirón a tirón, llevo ya más de 4 litros de leche donados. Para mi es una pequeña satisfacción el saber que gracias a la paciencia de Pollito viendo dibujos y la cabezoneria de su madre, hay bebés prematuros y enfermizos que se benefician de la lactancia materna. Sangre me es imposible donar, pero leche, mientras pueda, lo haré.

Para mas información sobre los bancos de leche de España http://www.aeblh.org/tu-banco/

image

He vuelto

Pues eso, que he vuelto,. Llevaba desde septiembre sin entrar por aquí, pero es lo que tiene Pollito, ya se desplaza demasiado, grita, habla, come, se gatea toda la casa, y ha cogido una extraña afición por coger las ruedas del carro y en el peor de los casos, chupar la amortiguación del mismo.

Pero este finde lo he pasado con bloggers malasmadres molonas, y alguna me preguntaba por mi blog, y con la boca pequeña decía que lo tenía pero que escribía poco, la verdad es que en 6 meses el peque ha hecho grandes progresos y eso me hace estar con un ojo puesto siempre en el.

Asi a grandes rasgos, estos meses hemos pasado por la erupción de 6 dientes (tenemos otros en camino), aprendido a gatear (ya hay que cerrar las puertas), nos vinimos arriba y nos compramos un coche, pasamos las navidades en familia tanto en el pueblo como en Granada, estamos expectantes a la llegada de nuevos bebés a la familia, la carnal y la de los amigos, otros ya están aquí con nosotros, nos hemos enterado de dos bodas para el próximo año y poco más, la verdad es que mi vida es algo monótona,

Bueno, a ver si le doy vidilla a esto ahora que pollito se entretiene un poco mas el solo y come algo mas que tetica, en realidad, come todo lo que se le ponga delante en un plato.

Y ahora sigo viendo El Ministerio Del Tiempo