Yo no trabajo…(eso es lo que te crees tu)

Hoy me he levantado cansada. No se si será que tengo el cuello hecho un ocho que no se ni como colocarme, que ya ha llegado el frio o que. Pero estoy cansada. Y me ha dado por pensar.

Ya cuando voy por la calle con Pollito muchas vecinas, gente que me cruzo que entrabla conversación en la cola del súper me preguntan si no lo llevo al cole. Y la respuesta es no. Que me gustaria? Claro. Pero ahora mismo no es factible con los precios y las grandes ayudas que dan a las madres desempleadas (para quién no lo sepa, si dan poca ayuda a las madres trabajadoras, a las no asalariadas, que no no trabajadoras les dan una mierda nada)

Y ahi surge mis vueltas de cabeza. La gente te ve que estás todo el día con tu hijo, sales a comprar, al parque y puedes hacer mil actividades con él, en boca de mucha gente “estoy disfrutando de mi hijo”. Si, lo estoy viendo crecer, soy la primera que ve sus avances y todo lo que ello conlleva. Pero parece que por no ir a una oficina, tienda o espacio cerrado durante X horas al día me estoy rascando el alma. Y no, ni mucho menos. No paro en todo el día. Vale que gestiono mi tiempo de otra manera, no tengo un horario encorsetado, pero no, no me paso el dia en el sofá viendo a la Esteban o la Chabelita contando sus miserias. No lo hago porque no me da la vida, no me gusta y Pollito prefiere ver dibujos.

Cuidar de un niño de 18 meses tiene tarea, como Pollito es un ser libre que vaga por los 60 metros cuadrados de esta santa casa me paso el dia cerrando, guardando, agachándome a recoger bodys, ahi no se toca, no abras la basura, no le des a los botones de la lavadora, ahora no toca tirar de la cisterna…aparte de mantener medio decente la casa. Eh! que yo trabajo y tambien limpio mi casa. Faltaria mas, pero en una casa donde 8 o 10 horas al día no hay nadie se ensucia menos que una en la que hay 2 personas siempre en ella. Yo cuando me voy un finde a ver a los abuelos o por ahí, el domingo por la tarde esta la casa perfecta, baños limpios y cocina recogida. Y como el sueldo no me da para tener una “tata” que me limpie la casa mientras yo me tomo un aperitivo o voy a por el pan, esa tarea me toca a mi.

La mayoria de mis días mis tareas son: preparar desayuno, recogerlo y fregar los platos ( eso se va a terminar porque mañana ponemos lavavajillas, yuhu!) hacer camas, preparar al pollito (cambia pañales, lava cara y manos, vistelo y demas) barre, friega suelo, poner lavadora si es el caso, darle a los baños, ver que hago de comer, preparar la comida, salir a los mandados, tender la lavadora y demás tareas de casa según sea el dia. Luego esta los dias de médicos, llevar el coche al taller, parque, piscina, un día a la semana voy a mamifit porque este cuerpo serrano lo necesita, grupo de lactancia y gestiones varias que surjan.

Todo esto me ha dado por pensarlo por la acción de malasmadres a traves de #yonorenuncio y su petición en Change.org.

PARA FIRMAR AQUI: https://www.change.org/norenuncio

Porque si, yo he tenido que renunciar a que se me valore como una profesional, Sí, soy madre, pero también soy persona que sé trabajar, quiero ver crecer a mi hijo, me encanta pasar tiempo con él, pero también quiero que se me valore por mis aptitudes y cualidades.

Pero no, yo no trabajo.

Anuncios