Pollito monta el Pollo

Y si, llegó, llegaron los 2 añitos y con ellos las terribles rabietas. Pero como aqui somos intensos y adelantados, las rabietas, los pollos y las intensidades llegaron en el momento en que cumplimos 20 meses. Total, el 2 ya lo teníamos.

Ahora, tras 4 meses y sin tener pinta de cambiar, puedo decir que estoy hasta el moño  un poco cansada de que cada día sea un constante reto y desafío a mi paciencia.

Comienza la mañana, unos dias le parece genial que le pongas la leche en un vaso y otros que la quiere en un bibe. Y lloramos.

Tenemos caca. Hay que cambiar pañal. Persecución cual Benny Hill por la casa y mientras intentas limpiar y poner un pañal limpio las patadas se suceden que tienes que bloquear como los antidisturbios en manifas antisistemas (asi la mitad de los dias lleva el pañal de tanga que luego hay que recolocar)

Toca ir a la calle. Carro no! Por favor! Y si lo llevas en carro ni se te ocurra atarlo, que la tenemos. Aguantamos los primeros 20 metros,y ya empezamos a revolvernos hasta salir del carro. Ahora toca pasear carro vacío e intentar que vaya a tu lado cogido de la mano. Aaaayyyy!!! Que chiste mas gracioso. Con lo guay que esta ir suelto cual ave por el cielo. Además, aqui no andamos, no, aqui corremos. La abuela dice que parece un legionario porque va corriendo a saltitos. Aqui ya llega la primera voz al llegar a un cruce. Mira que me repito a mi misma todos los dias: hoy no vamos a gritar, hoy no vamos a gritar…pero o grito o me atropellan al niño.

20150626_102357_HDR

No hay foto nitida porque somos Speedy González.

Aqui mi nivel de cortisol empieza a estar en zona roja. Llega al súper o tienda que corresponda. Y seguimos para bingo. En el súper podemos entretenerlo con una cesta, la lleva él y va metiendo cosas que luego voy sacando sin que se de cuenta o lo meto en un carro que asi lo llevo controlado. La parte buena del carro es que luego ayuda a ponerlo en la cinta para pagar (es muy servicial, no todo va a ser malo)

IMG_20150909_094653

¿A cuánto el kilo de Pollito? A dos dineros y medio.

Toca volver. Aqui ya llevamos algo de ventaja porque si hemos comprado pan, bretzels o algo que le guste puedo llevarlo un rato en el carro tranquilito. Si, es un chantaje en toda regla.

Ya en casa, el resto del día pues según nos de. Lo que hoy parece bien, mañana no. Algo que es muy recurrente montar el pollo es cuando mira a la tele y no está su idolatrada Peppa y se va a la tele llorando: Peppa Peppaaaaa!!! Pero bueno, unas veces puede ser y otras no. La vida es asi.

20150303_155951

No hay Peppa? Mi vida no tiene sentido.

 

Un show que también gusta mucho es el enfadarse porque hay tortilla y la hemos partido. Coge los trozos e intenta juntarlos. La verdad que tiene su gracia y ahi lo único que hacemos es ignorarlo un poco y no darle mas importancia.

Pero el rey de los pollos, la rabieta por excelencia es, tras estar 45 minutos de reloj en los columpios de un centro comercial (de los que van con monedita,pero el los prefiere estáticos) decidimos que es hora de ir a casa (los congelados empiezan a sufrir) y ahi es ya la que liamos en monumental: gritos, llantos, tirarse por el suelo…si hablara más claro diria: ¡¡¡¡por que señor por que!!!! Y aqui es dónde hay que sacar la paciencia extra y cogerlo, agacharse, darle un abrazo e intentar alejarse lo mas rápido de aquella zona. A veces se pasa rápido, otras veces dura hasta llegar al metro y ver las escaleras mecánicas, que le encantan y me dice “la mano” y bajamos tan felices al metro (otra cosa que también le encanta)

He leido muchas tácticas para lidiar con las rabietas, y a mi, lo que me esta dando mejor resultado es la de la paciencia, ceder en las cosas que se pueden ceder (ver un ratito mas de peppa, darle la leche “como bebé” o tomarnos la tostada a medias). Otras cosas no. Me da igual que cruce la calle llorando como si lo estubieran sacrificando, se cruza de la mano, y de la mano. Con el tema carro admito que soy un poco mas laxa. A veces no lo llevamos (si vamos a ir en coche, si es un mandaillo aqui al lado…) y otras lo llevamos si o si (le va a pillar hora de dormir, vamos a estar mucho rato fuera…) y la verdad, con la edad que ya tiene, creo que es importante que se vaya acostumbrando a menos carro y mas andar, aunque lo dicho, con eso de andar no tenemos problema.

En fin, espero que esta epoca de intensidad y llantos cual dramón de telenovela pase pronto. Se que forma parte de su desarrollo, y es parte importante el mostrar su frustración, ya que una rabieta es la expresión de frustración ante algo que quiere y no puede ser o no puede conseguir, y nosotros estamos aqui para acompañarlos. Admito que no siempre soy capaz de mantener el tipo, pero como en otras situaciones de la vida, intento morderme la lengua y no liarla mas de lo que la esta liando el Pollito.

Y tú,¿Sufres rabietas constantes en tu vida?¿Las has pasado ya? ¿Como las gestionaste?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s